17 de octubre de 2011

Aprendiendo

Bueno, amables "bloger-videntes" (acabo de inventar una palabra nueva, seguro) mi idea inicial era colocar las fotos de las pizarras "tuneadas" con comentarios adjuntos, pero así tal cual están, ya sirven para daros algunas pistas acerca de las maravillas que se pueden lograr con unos simples trozos de pizarra encontrados en el campo.
Claro, sin las indicaciones y saber hacer de Susana, mi profesora en el taller de manualidades en el que aprendí a hacerlo, el resultado no habría sido el mismo. Ella tiene una extraordinaria habilidad para, con un sencillo toque de pincel, redondear de manera perfecta el acabado de cualquier obra.
Es el resultado de años de experiencia, sin duda.

contadme si os gustan... (fotos en otra entrada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario