16 de junio de 2016

Un regalo muy especial

Tanto mi madre como sus dos hermanas han sido, siguen siendo, unas artistas para las agujas de todo tipo.
Cosían a mano, a maquina o cogían las agujas de punto o ganchillo, lo mismo daba.
Y lo hacían, hacen, mas que bien.
Siempre he admirado la habilidad que tienen para hacer maravillosas labores en un pispas!!!!

Durante una de mis vistas al pueblo (ya, prima, ya se que voy muy poco por allí..!) de hace al menos cinco años vi unos visillos de ganchillo que mi tía Paqui tenia en su ventana.
Me admiró su tenacidad y habilidad para hacer una labor tan esplendida, me encanto aquel visillo de angelitos bordados y le comenté lo bonito que era.
Siendo tan generosa y desprendida como ella es, falto nada para que corriera por la casa a buscar otro visillo que tenia acabado y guardado.
Me sentí abrumada por ese gran regalo, me negaba a aceptarlo, pero fue inútil mi resistencia a que se deshiciera de algo tan valioso. 
Le prometí que lo pondría en mi casa.....y hasta hace unas semanas no conseguí darle (darme) el empujoncito....
Me costo encontrar un lugar donde ponerlo porque desde que lo tuve en las manos quise que fuera un visillo que se viera lo mas posible. Es digno de admiración. Una gran labor.
Y que mejor lugar para contemplarlo que el porche de entrada.


Compre un algodón en color crema en Miss Costuras tienda que nos descubrió Puri durante una de las reuniones con las chicas de mi "club de patch". Tienda que me encantó, por cierto, y donde encontré todo un filón en telas y demás.
Bueno, que me despisto..
El caso es que centre y cosí a maquina el ganchillo en la tela, y después vacié y remate la tela que estaba en la trasera, de manera que el motivo central bordado se luce muchísimo por el derecho y el revés del visillo al entrar o salir de mi casa. 
De eso se trataba.

Aquí veis el interior, donde tengo un mini invernadero donde las plantas alcanzan ya tamaños tropicales.


El exterior, reflejando las nubes que hoy vuelan en el cielo.


Por supuesto no podían faltar detalles que hicieran del visillo algo mucho mas especial para mí, si es posible.
Lo rematé con puntillas que mi madre guardaba.
Parecían estar esperando para ser colocadas aquí, hasta el color coincidía con la tela.



Dos puntilla distintas, una mas ancha en la puerta central donde cosí el visillo de ganchillo y dos mas estrechas en los cristales laterales, mas estrechos que la puerta.


Unos detalles mas cercanos del bordado en crochet.




Una maravilla, a que si???
Solo puedo añadir una cosa .
GRACIAS, tía Paqui es un regalo precioso y muy valorado por mí. 
Un gran recuerdo tuyo.

18 comentarios:

  1. Desde luego es una maravilla!!! Menudo regalo! Te ha quedado muy bien colocado en el porche. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Es una joya, Lola. Se ve el extraordinario trabajo que tiene y los dibujos lucen muy bien en tu puerta. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Lola es una joya, y debo decirte que me encanta como lo has puesto y cada vez que lo veas te traerá recuerdos preciosos seguro. Yo conservo maravillas de mi yaya y cada vez lo valoro más, un besazo

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla de regalo!! Te ha quedado realmente precioso! Ahora cada vez que lo veas te acordarás de tu tía y del pueblo :) Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Lola, te ha quedado precioso!!!
    Tu tía estará orgullosa del cariño que le has puesto a la hora de montarlo y colocarlo en un lugar preferente.
    No tengas duda que te quiere mucho, esta joya no se la regala a cualquiera.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. es precioso, lo has colocado en un lugar estupendo porque tiene que ser visto. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Es magnífico y queda divino. BESICOS.

    ResponderEliminar
  8. Buena idea y una labor preciosa, felicita a tu tía.

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla te ha quedado Lola, es muy bonito, pero tu lo has enmarcado de manera fina y elegante y se realza toda su belleza, ahora a disfrutarlo.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  10. Lola qué tesosrito tienes!!! tuviste una idea genial al colocar el visillo de esta manera, luce un montón. Un besote cielo

    ResponderEliminar
  11. Preciosa esa cortina de malla, me gusta el contraste de tostado y blanco y que manos tiene tu tia para la labor, yo también soy de familia de "laboreadoras" y me encanta sacar las cosas de mi abuela y tias...
    besos

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué trabajo de crochet tan divino, Lola, vaya manos las de tu tía! Te ha quedado genial, has conseguido darle el uso adecuado para que luzca como se merece un regalo tan especial.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Un regalazo, que maravilla de labor!!!! bss

    ResponderEliminar
  14. Qué bonita te ha quedado!!! felicidades también para tu tía Paqui, porque es un visillo precioso!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  15. Lola ¡¡¡¡el visillo te ha quedado precioso!!!! Es una auténtica maravilla, y tiene mucho mérito, así que felicita a tu tía Paqui. También me ha gustado mucho como lo has adaptado a tu ventana poniendo la tela y colocando ese maravilloso encaje, ha quedado muy fino. Besitos y felicidades.

    ResponderEliminar
  16. Que pasada de visillo, delicadisimo y fino ! Lo has enmarcado en el sitio perfecto para ser admirado. Jo con tía Paqui , que manos tiene ! Jeje
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Precioso! El visillo y las puntillas. Qué finas y delicadas. Y tú le has dado el sitio de honor que se merece, lo has sabido integrar a la perfección sin desmerecerlo en absoluto. Así que, perfecto! Besos

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito Lola, aquí se ven las fotos muCho mejor. Vaya lujazo de visillo, tu tía cuando vea en lo que se ha transformado estará feliz, porque es cierto que desprenderse de esa joya es de ser muy generosa. Como remate final y para tener a tu mami prwsente las puntillas le han dado un bonito toque. Un besito

    ResponderEliminar