15 de febrero de 2019

Mochila en lino

Durante la pasada Feria de Patchwork en Madrid, y al igual que hemos hecho otros años mi amiga y yo en otras convocatorias, no olvidamos nuestra ya "tradicional" visita a los dueños de FILARTE una pareja siempre encantadora con nosotras, muy amables y generosos.
Este año nos sorprendieron con preciosos detalles para nosotras (muchas gracias!!!)
Mientras comentábamos acerca de su presencia en las Ferias y la próxima convocatoria de este año en Sitges, nos hicieron una inesperada propuesta: si nos acercábamos por allí, lo haríamos con una mochila hecha con uno de sus kits a la venta. 
Desde ese momento lo tome como una tarea casi casi ineludible.....

Viendo los preciosos linos...como decir que no??


Tengo que admitir que no sabia yo el berenjenal en el que me metía..
Sin duda,es una de las labores mas complicadas que he hecho. Aparte de la sencilla mochila que hice hace ya bastante tiempo, no había hecho ninguna mas.
En mas de una ocasión, mientras deshacía por segunda o tercera vez lo hecho, me venían a la mente frases como esta de Picasso: "Siempre estoy haciendo cosas que no puedo hacer. Así es como consigo hacerlas" ademas de otras exclamaciones bastante menos pedagógicas....:-)))

Aunque he seguido las instrucciones que acompañan el kit, he incluido también algunos toques personales, como el acolchado a maquina en la parte delantera con hilo matizado o la pequeña flor de madera.



Lo mas complicado sin duda ha sido la confección y colocación de las tiras en la trasera. Colocar los reguladores de longitud me llevo un buen rato...ufff!! 
Antes de ello, cosí a cada cinta de algodón una estrecha cinta de corazones rosas que combinan perfectamente con los tonos románticos  (vamos a llamarlo así, ehh amiga??) de los linos. 

El estabilizador proporciona rigidez a la trasera y da cuerpo a la mochila, aunque debo añadir que me complico bastante la tarea de coser la tapa, pues con la guata delantera la costura incluía tantas capas que se hizo bastante "gordita"...eso sí, nada que no pueda arreglarse con una buena aguja de 90, ademas de un poco de paciencia al coserlo.


Esta vez no he olvidado añadir mis propias etiquetas...aunque aun están por mejorar, pero todo se andará...


Las telas del kit  incluyen ademas de los bonitos linos exteriores una bonita tela en rosa para el interior.


y también el cordón y cierre para la delantera.


Un detalle de la parte delantera central, para finalizar....



Bueno, pues esta es mi nueva mochila, aun por estrenar...ahora me tocaría decir aquello de "reto superado"!!!

Os gusta?

Solo me resta daros las gracias, amigos de Filarte, por ser tan atentos y esplendidos con nosotras!!

Nos vemos pronto, sea por aquí, por allá....




27 de enero de 2019

Sobre mercadillos y mapamundis

Es algo universal, podríamos decir que los mercadillos, ese lugar por excelencia de reunión y mercadeo (y en muchas ocasiones con obligado regateo) tienen sin duda su lugar en cada mapamundi que veamos, sea antiguo o actualizado.
En cada lugar que he visitado, sea la cosmopolita Londres, algún pueblo del altiplano guatemalteco, la lejana y sorprendente Ho Chi Minh, o entre los canales de Amsterdam por poneros algunos ejemplos, siempre he encontrado una placita o unas callejas del casco viejo de la ciudad o pueblito donde se monta un mercadillo, sea con frecuencia semanal, estacional o de modo permanente por su estratégica ubicación.
Pero sin irnos tan lejos, seguro que todas tenemos cerca algún mercadillo que visitar.
Uno de los mejores planes que comparto con mi amiga Elena cuando nos reencontramos es acercamos juntas al mercadillo de mi pueblo. Paseamos entre los puestos de ropa, zapatos, pañuelos o artículos para el hogar sin tener nada en concreto como objetivo para comprar. Eso si, con intención de disfrutar al máximo de la mañana.
La ultima vez que fuimos, Elena se detuvo al lado de un puesto de retales que también vendía muestrarios de telas para cortinas o visillos. Que vista tuvo, fue todo un descubrimiento! 
Los laterales del puesto (la parada, le llaman en el Levante) lo formaban largas barras de donde colgaban apretujados montones de muestrarios de lonetas y telas para visillos y cortinas, algunos  colgaban de perchas dobles. Lo mejor de todo, su precio: tan solo 2 euros!!!!! 
Os imagináis que fue lo siguiente???? jajaja!



Finas lonetas con muchas, muchas flores y mucho colorido. Ademas cada muestrario, con diez o quince retales diferentes, viene acompañado con telas lisas a juego para conseguir combinaciones perfectas...! 
Imposible resistirse!! :-)))))

Algunas tardes después algunas de esas telas "se convirtieron" en bonitas Tote para regalar durante las pasadas Navidades.








Sí,como veis  aproveche de paso para estrenarme también con esta otra loneta que tenia guardada y que tanto nos gusta, la decorada con el mapamundi.
Especialmente a mis hermanos les gusto mucho y ya tengo pendiente alguna otra por hacer con ella.
Algunas las hice simplemente alargadas sin mas, en otras varié la forma de la base haciéndola mas ancha, aunque todas tienen bastante capacidad, serán muy útiles para las compras diarias.


Mi hermano me encargó "una bandeja para poner las llaves". 
A pesar de no haber hecho ninguna me lance y le cosí un "vaciabolsillos".
Me inspire para hacerlo en el tutorial de 1 2 3 Dream it aunque lo he terminado sin bies.
Utilice para el exterior una tela de lana a cuadros que fue de mi madre.
.





Aun tengo alguna cosilla mas sin enseñaros, pero sera en otro post..la costura me espera...

Que me contáis, también disfrutáis visitando los mercadillos???